Descubra el universo surrealista del píntor contemporáneo Roberto Alvarez-Rios.

Roberto ALVAREZ-RÍOS nació en la Habana (Cuba) en 1932. Atraído desde niño por el dibujo y la pintura empezó a copiar con el lápiz y con la tempera todo lo que le rodeaba así que de láminas de distintos animales. Comenzó sus estudios superiores en la Escuela Nacional de Bellas Artes "San Alejandro" de la Habana de 1949 a 1956 terminando con el titulo de Profesor de dibujo y de pintura. Siguió también cursos de escultura (1949 y 1950) y de grabado (1954 y 1955).

Roberto ALVAREZ-RÍOS empezó haciendo una pintura figurativa de gran fineza antes de hablar con Wilfredo LAM en su exposición en la Habana en el 1950 la cual lo impresiona mucho y lo llevó hacia un nuevo mundo : el de lo imaginario y del surrealismo. Años más tarde ALVAREZ-RÍOS expone en varias ocasiones con Wilfredo LAM, el grande escultor cubano Agustín CÁRDENAS y otros artistas cubanos en Paris, Bruxelas, etc... . En 1971 en el Festival Internacional de Artes Plásticas en la ciudad de Luchon (Francia), Wilfredo LAM y ALVAREZ-RÍOS representaron a Cuba en dicho festival.

ALVAREZ-RÍOS admira también las obras del "surrealista" chileno Roberto Sebastián MATTA que significó para él un modelo intelectual revolucionario. Esto dio lugar a la creación de obras vigorosas (1973 et 1974) que denunciaban la dictadura en Chile.

En 1958 Roberto ALVAREZ-RÍOS vino a Paris. Ahí se impregna del surrealismo europeo : hace encoladuras, pinta cuadros de inspiración cubista pero marcados con su personalidad y después otros de inspiración africana con colores brillantes, su pintura se vuelve abstracta pero siempre marcadas con mucha sensibilidad en las formas, en los colores y en los tonos..

Cuando realizó su primera exposición en Paris, en la Galería "La Cour d'Ingres" 1962, conoce a André BRETON, el papa del surrealismo que como José PIERRE, trataron de hacerle entrar en el movimiento surrealista.

Roberto ALVAREZ-RÍOS deseaba estar libre como varios grandes pintores de esa época.

En los años sesenta, entretuvo correspondencia con el filósofo Louis ALTHUSSER, los escritores Robert MERLE y René PASSERON que admiraban sus obras.

A finales de los años sesenta la personalidad de Roberto ALVAREZ-RÍOS se precisa en su pintura y evoluciona hacia obras remarcables, únicas, con formas llenas de calor que hacen su estilo y que se alejan de la abstracción para convertirse en oníricas.

A partir de esta época podrá decirse más que nunca, sin ambages, ese cuadro es un ALVAREZ-RÍOS. La maestría de las formas, de los colores, las tonalidades y los degradados, todo ello marcado de gran sensibilidad, revela el genio de un gran pintor que no hará que afirmarse con el transcurrir de los años.

Bien que menos conocidas, ALVAREZ-RÍOS hizo magníficas esculturas en terracota que no ha expuesto casi nunca así que grabados en madera y en metal.

Las obras de Roberto ALVAREZ-RÍOS figuran en grandes museos internacionales y en muchas colecciones particulares en todo el mundo.

J. Lecaux


Roberto Alvarez-Rios - "La Ruche"  

"Il m'appartient de découvrir,
de créer des images du possible
et de susciter en rêve
les forces qui feront naître
des êtres, des plantes,
et des choses encore inconnus."